Amor en la distancia.

La primavera llama a mi puerta,

mientras, el otoño lo hace a la tuya. 
La distancia nos deja helados,

como en el más duro invierno; 
Mirando la misma luna,
me acuno en su luz y sueño,
con el calor que nos regalaremos,

en nuestro próximo encuentro,
en nuestro especial e íntimo verano,
objeto de mi deseo.

Javier Estival, aprendiendo cada día...