Soñe

 

Recorrí muchos lugares, conocí a muchas gentes, disfruté no dependiendo de nadie ni de nada; sentí que la libertad me acompañaba con el aire; que mis cadenas no me ataban; eran ellas las que me daban impulso para viajar por caminos de naturaleza engalanados y de dinero ausentes… el corazón que todo lo movía.

Todo lo que me encontraba, daba fuerza a mis piernas para surcar carreteras y montañas… llegaba a azules mares de agua en calma. La luz de la luna en la noche me iluminaba, dormía bajo su regazo, el agua de lluvia me despertaba. Senderos, de todo lo material cercenados; sembrados de olivos, de campos de vides, de bosques de hayas, mi mirada y mi mente alimentaban.

Si con alguien me cruzaba, sonrisas regalaba; ante un problema, siempre el apoyo o el aliento de otro encontraba. Que sencillo es encontrar la felicidad, cuando las envidias y las hipocresías se apagan….

Soñé que era una bicicleta en el viaje de la vida,…, soñé lo fácil que es vivirla, cuando otros no la hacen complicada…

 

Javier Estival, aprendiendo cada día...