Carpe Diem

 

No busques la felicidad en la riqueza,

ni en ser otro para conseguir el cielo,

ni la amistad en el dinero,

ni los sueños de grandeza,

en ostentosos pensamientos.

 

Solo tienes que buscar,

en las “pequeñas” grandes cosas que la vida nos ofrece;

en el amanecer, en el sonido del mar,

en el canto del viento,

en la que flor que nace y que a veces pisas,

y no sientes su lamento;

en tu cuerpo y no en tu mente,

en tu corazón y no en tu cabeza.

 

Porque el pasado, pasado es,

y el futuro está por escribir,

busca la felicidad en el presente.

 

Porque todos llevamos un Carpe Diem grabado,

solo escuchando tu corazón, puedes tenerlo.

 

 

Javier Estival, aprendiendo cada día...