No me importa

 

No me importa el sol que te vio nacer,
ni la luna que abriga tu descanso.
No me importa el color de tu piel,
ni si eres hombre o mujer,
ni el paisaje que ves desde tu ventana,
ni el acento con el que envuelves tus palabras.

Lo que de ti me importa,
es que dibujes sueños de igualdad entre las personas;
que tu mirada sea limpia, clara,
y a todos, puedas mirar a la cara.

Que no abandones la cercanía, la sencillez y la humildad,
subas pequeñas o grandes montañas.
Que regales sonrisas sinceras,
y que la humanidad no se despoje de tu alma,

Tan solo eso,
de ti, me importa.

 

Javier Estival, aprendiendo cada día...