Duende del Sur

Tal vez nos acompañaba el Duende del Sur, que hizo que el romper de las olas se convirtiera en la balada de nuestra vida, que nos abrazara la brisa marina y acunara nuestros cuerpos en uno solo... tal vez fue su magia, la que hizo fundir nuestros sueños y que nos perdiéramos entre besos con sabor "amar".

Javier Estival, aprendiendo cada día...